“Malcolm & Marie” (2021): el eterno y tóxico ciclo

La última película de Sam Levinson, protagonizada por Zendaya y John David Washington, está lejos de poder considerarla una cinta del todo lograda.


Por Sebastián Zavala Kahn CRÍTICA/ NETFLIX

Fuente: Imdb

Malcolm & Marie es un drama centrado en una relación tóxica, protagonizado por dos personajes que, a pesar de decir que sienten amor el uno por el otro, se pasan la mayor parte de la historia insultándose el uno al otro, tratando de herirse de la forma más profunda posible. Es una cinta sobre dos personajes en negación, que parecen incapaces de vivir el uno sin el otro, pero que claramente serían mucho más felices —o al menos estarían más tranquilos— estando solos o con otra pareja. Lo interesante es que el director Sam Levinson (Euphoria) logra narrar esta historia de manera relativamente balanceada, como para que cada espectador decida con quien prefiere empatizar.


Malcolm & Marie se lleva a cabo en tiempo real, mostrándonos al director de cine Malcolm (John David Washington) y su novia, la joven Marie (Zendaya), discutiendo en una casa alquilada luego de haber ido al estreno de la más reciente película del primero. Lo que al principio parece ser una situación iniciada por celos, poco a poco demuestra ser algo más complejo, con raíces en el pasado de ambos personajes, y hasta en la manera en que se fueron conociendo cuando eran más jóvenes. La película pasa de una pelea tras otra, ocasionalmente interrumpida por momentos de cariño, muchos de los cuales parecen estar cerca de culminar en sexo. Para algunos espectadores, podría terminar siendo un ejercicio de paciencia, debido a la naturaleza cíclica de la estructura del guion. Para cuando llegamos a la mitad de la historia, sabemos más o menos cómo se llevará a cabo el resto de la película.


Lo más destacable de Malcolm & Mariees que es una de las primeras películas en haberse producido enteramente durante la pandemia mundial por el Covid-19. El guion fue escrito durante la cuarentena, y tanto el rodaje como la postproducción se llevaron a cabo en el mismo contexto, tomando en cuenta todas las precauciones de salud. Vale la pena felicitar a Levinson, entonces, ya que, en primera instancia, Malcolm & Marie no se siente como un filme limitado por sus condiciones de trabajo. El que se lleve a cabo en una sola locación y cuente con solo dos personajes ayuda, pero considerando la intimidad con la que se narra la historia, muy pocos podrían adivinar que el rodaje contó con tantas restricciones.

Fuente: IndieWire

De hecho, es precisamente en dicha intimidad donde radican las mayores cualidades de Malcolm & Marie. Los dos protagonistas se sienten como personas reales, complejas, contradictorias, y por momentos, llenas de resentimientos. El trabajo de Zendaya y de John David Washington es ejemplar. La primera es quien resalta más, desarrolla a Marie como una mujer de poca paciencia, con tendencia a hacerse la víctima, pero totalmente consciente de que su pareja es un narcisista. No se trata de una mujer débil o demasiado vulnerable, debido a la humanidad que Zendaya le otorga. Uno llega a entender por qué sigue con él y por qué le cuesta tanto dejarlo.


John David Washington, por otro lado, tiene el rol más complicado, ya que por su naturaleza antipática y sus tendencias a quejarse de todo, Malcolm es un personaje ciertamente desagradable. Cuenta con ciertos momentos de humanidad y vulnerabilidad —especialmente cuando está por perderlo todo—, pero no cuesta trabajo ver a Malcolm como alguien que se considera superior a los demás —especialmente a los críticos de cine—. Incluso le cuesta aceptar las contribuciones de su pareja en el desarrollo de su reciente película. Es un hombre conflictivo, impaciente, y que no quiere aceptar sus errores. En pocas palabras: la contraparte más tóxica que Marie podría tener.


Fuente: Hollywoodreporter

Por más que no se pueda considerar a Malcolm & Marie como una experiencia tradicionalmente entretenida, no se puede negar la potencia y realismo de su relación central. Muchos de los espectadores encontrarán varios de sus propios defectos proyectados en los personajes, incluso los argumentos usados en las discusiones se asemejan a la vida real. Se trata de un “romance” destinado al fracaso que se siente extremadamente verosímil, lo cual se debe, principalmente, al trabajo de Zendaya y Washington.


El guion establece muy bien las personalidades de ambos personajes y el conflicto entre ellos. El problema, como se mencionó líneas arriba, está en su naturaleza cíclica. Una vez que uno ve el primer par de peleas, ve todo lo que el filme tiene para ofrecer. El resto es solo repetición. Además, el director se va por la tangente. Ello se nota en la secuencia en que Malcolm se queja de los críticos de cine y sobre la manera en que perciben y analizan el cine. Se percibe más un desfogue del director que del personaje. Por más de que tenga mucho de cierto lo dicho por él, no podría estar más fuera de lugar en una historia que, hasta ese momento, se había concentrado principalmente en la relación (no) amorosa entre los protagonistas.


Malcolm & Marie es el tipo de película que Netflix se ha especializado en comprar durante los últimos años, un filme de prestigio, escrito y dirigido por un realizador exitoso (Euphoria es de las mejores series de televisión que se haya visto en los últimos años). Aunque la cinta no carece de elementos recomendables —actuaciones excelentes, particularmente la de Zendaya, y una dirección de fotografía sublime, en blanco y negro y ligeramente granulada—, es repetitiva y pierde el rumbo, cansando al espectador con una serie de discusiones que llegan a ser agobiantes. De todos modos, el filme merece ser aplaudido como un esfuerzo considerable de realizar cine en medio de una pandemia.


Los trabajos firmados son de responsabilidad de los autores. Esta página web se realiza con fines absolutamente educativos.

UBÍCANOS

Avenida Javier Prado Este N.° 4600
Urbanización Fundo Monterrico Chico
Distrito de Santiago de Surco 
Provincia y Departamento de Lima

© Universidad de Lima, 2019

Todos los derechos reservados